Hacia la Huelga Feminista

Hacia la Huelga Feminista: por qué y cómo seguirla

Hoy vuelvo al trabajo. Tengo suerte: mi empresa y compañerxs me valoran. Me han dado flexibilidad para volver reduciendo mi jornada y poco a poco volver a estar al 100%. Pero robaxin 750 mg high este 8M me uniré a la huelga feminista. 

No sé para qué Haces la #HuelgaFeminista, no Servirá Para Nada

Antes de seguir leyendo este post, si piensas algo parecido al título anterior, te contaré una historia.

Corría el año 1975. Mientras lxs españolitxs estábamos a punto de enterrar a un dictador que murió tranquilito en su cama,  go Islandia se paró.

buy Lyrica 75 mg online El 24 de Octubre de 1975 el 90% de las mujeres de Islandia pararon. Dejaron de atender sus casas y sus trabajos. Y lo que es más importante: SALIERON A LA CALLE a luchar.

¿Qué pasó? Pues ese día cerraron bancos, colegios… y los padres tuvieron que llevarse a los niños al trabajo. Se visibilizó el papel de la mujer: SOMOS LA MITAD DEL MUNDO. 

Huelga Feminista: Si paramos Todas, paramos TODO

Y además, Islandia se convirtió en uno de los mejores países del mundo donde ser mujer. Año tras año siguen en el puesto número uno: guarderías de bajo coste, baja laboral extendida para padre y madre (3 meses cada uno, más 3 meses a repartir entre ambos a su elección), mayor igualdad salarial…

¿Cómo puedo Seguir la #HuelgaFeminista?

La huelga feminista del 8M es una huelga:

  • Laboral. Es decir: no acudiremos a nuestros puestos de trabajo
  • De cuidados. En la medida de lo posible no cuidaremos de nuestro hogar, hijos, mayores… Si eres hombre, puedes seguir la huelga ocupándote de esas tareas ese día
  • De consumo. Apoyemos a lxs compañerxs de uno de los sectores más castigados y en los que es más difícil conciliar la vida laboral y familiar.
  • Reivindicativa: iremos a actos de protesta, debate… ¡no te quedes en casa!

En mi caso no voy a ir a trabajar e intentaremos ir a algún acto reivindicativo que sea en horario family friendly 🙂

Hay algunos casos en los que hacer huelga puede ser complicado:

¿Dudas con la Huelga Feminista? Resuélvelas

 

¿Por qué una #HuelgaFeminista?

Si no aún no estás convencidx no pasa nada: hay muchas razones racionales para hacer la huelga feminista el próximo 8 de marzo.

Mejor que yo, te lo explica el manifiesto de la Huelga Feminista. Te dejo algunos párrafor esenciales.

JUNTAS SOMOS MÁS. Cada 8 de Marzo celebramos la alianza entre mujeres para defender nuestros derechos conquistados. Fue la unión de muchas mujeres en el mundo, la que consiguió grandes victorias para todas nosotras y nos trajo derechos que poseemos hoy. Nos precede una larga genealogía de mujeres activistas, sufragistas  y sindicalistas. Las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, las que combatieron al colonialismo y las que fueron parte las luchas anti-imperialistas. Sin embargo, sabemos que aún no es suficiente: queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando.

La sororidad es nuestra arma; es la acción multitudinaria la que nos permite seguir avanzando. La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa. 
Hoy, 8 de Marzo, las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la HUELGA FEMINISTA.

¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones. Exigimos que el Pacto de Estado contra las violencias machistas –por lo demás insuficiente– se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas. 

¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición. QUEREMOS poder movernos en libertad por todos los espacios y a todas horas. 

¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas.

¡MUJERES LIBRES, EN TERRITORIOS LIBRES!

Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida.

No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral.

Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo. ¡Basta ya de ser utilizadas como reclamo!

Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: la medicalización responde a intereses de grandes empresas, no a nuestra salud. ¡Basta de considerar nuestros procesos de vida como enfermedades!

Exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas.

Denunciamos los recortes presupuestarios en los sectores que más afectan a las mujeres: el sistema de salud, los servicios sociales y la educación.

Denunciamos la corrupción como un factor agravante de la crisis.

Denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera sujetas de pleno derecho.

Denunciamos la grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.

Exigimos plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!
Hoy, la huelga feminista no se acaba:
¡SEGUIREMOS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!

¡Salud y Lucha Compañerxs!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *