Enfermedad y Lactancia: ¿Qué Hago? #ConLdeLactancia

Enfermedad y Lactancia: consejos sobre qué hacer

Estar mala es un rollo, pero estar mala con un bebé es todo un desafío. Y, además, ¿si hay una enfermedad qué pasa con la lactancia? Con este post empiezo una nueva serie: con L de lunes… y de lactancia 😀 #ConLdeLactancia

Enfermedad y Lactancia: ¿Qué Hago?

Ante todo, hay que saber que muy pocas, poquísimas, enfermedades MUY graves que suponen interrumpir la lactancia. Entre ellas no se incluyen:

  • Gripes y catarros
  • Gastroenteritis

Por lo tanto, como medida general lo mejor es seguir dando el pecho con normalidad.

Pero… ¿no se lo voy a pegar al bebé? No, los virus no pasan por la teta 🙂 Si se lo pegamos será porque se contagia a la manera habitual.

Al revés, si tu cuerpo está luchando contra un virus, a través de la leche le pasarás esos anticuerpos al bebé.

Más información, en esta página tan completa de Alba Lactancia Materna.

Hace unos días hemos pasado en casa un virus MUY chungo de gastroenteritis y yo estaba muy rallada con pasárselo a BebéPunk… ¡pues es el único de casa que ni se ha enterado!

¿Puedo tomarme esta medicina si doy el pecho?

A pesar de lo que nos pensamos, muchas medicinas son compatibles con la lactancia. Salimos del embarazo donde no nos dejan tomar ni una aspirina y pensamos que en la lactancia es igual. Y no.

Muchas veces nuestros médicos nos recetan algo y, por la misma razón que la anterior, y porque un médico de cabecera NO ES UN EXPERTO EN LACTANCIA (por norma general, habrá honrosas excepciones), nos recetan algo y nos dicen:

“con esto tienes que dejar la lactancia”.

Cuando te digan eso, incluso en la misma consulta, saca el móvil y accede a e-lactancia. En esta página puedes buscar cualquier medicamento, por su nombre comercial o por principio activo.

Enfermedad y Lactancia - elactancia web para consultar medicamentos permitidos

Pero también incluyen información sobre plantas medicinales y otras sustancias. E-lactancia es lo que tienes que consultar siempre que vayas a tomar un medicamento.

Vale. Lo haces y, efectivamente lo que te han recetado tiene riesgo. ¿Qué haces?

  1. Pedir otro medicamento equivalente (y volver a consultar).
  2. Si no te lo dan recuerda que siempre puedes buscar una segunda opinión médica.

Tengo Fiebre: ¿no puedo darle pecho?

Claro que puedes. Aunque, por experiencia propia, es extenuante. Lo mejor en estos casos es que intentes bajar la temperatura hasta que puedas estar sin dolor y descansar entre las tomas.

Puedes utilizar antipiréticos pero también los remedios tradicionales, como baños de agua tibia, compresas frías…

¿Qué hago para no contagiar?

Estos días hemos recordado algunas de las cosas que aprendimos en neonatología, en especial todas las relacionadas con la higiene.

Cuando tenemos un virus por casa es importante…

  • Ventilar todos los días
  • Lavarse las manos. Por ejemplo yo durante la gastroenteritis, me las lavaba cada vez que iba al baño.
  • Utilizar pañuelos de papel para mocos y etc. Y desecharlos (no dejarlos por ahí tirados dos semanas, que nos conocemos).
  • Toser siempre con la mano delante de la boca (y después lavársela).

¡Espero que este artículo te haya ayudado! Si dar la teta ya puede ser cansado… cuando estamos enfermas es toda una gymkana por la supervivencia.

Pero como todo… ¡pasará! Si te ha gustado compártelo: #conLdeLactancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *